Congreso
13_uso_tecnologia_emergencias_sanitarias_notas_020320_ml.jpg
Foto: Market Watch

La tecnología en tiempos de emergencias sanitarias

Mar 03 Marzo 2020 05:00

Por: Alejandra Lagunes, senadora por el PVEM.

Durante los últimos días hemos seguido con atención el desarrollo y expansión de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), al momento de escribir estas líneas, se han registrado los primeros cinco casos confirmados en nuestro país. 

Ante eventos como este, los medios de comunicación y redes sociales replican sin parar noticias, rumores e información que lejos de ayudar a la población, fomentan escenarios como compras de pánico, desabasto y reacciones, que respaldadas en el miedo, pueden generar actos xenófobos, de discriminación o conductas que pueden atentar contra la intimidad y/o dignidad de las personas.

La Organización Mundial de la Salud ha dispuesto de un portal electrónico, que contiene información muy detallada sobre el brote de esta enfermedad, las formas de protegerse, preguntas y respuestas con mayor incidencia, consejos para la población acerca de los rumores, recomendaciones para viajes, orientación técnica, entre otros datos más especializados. 

Este portal contiene información que se actualiza todos los días, incorpora recomendaciones de expertos sanitarios de todo el mundo por lo cual resulta de consulta obligada durante el tiempo que dure esta contingencia. 

Es en experiencias como esta, la tecnología puede ser una herramienta fundamental para salvar vidas. Hoy como nunca tenemos las capacidades de localizar, procesar, comunicar e instrumentar esfuerzos específicos para problemas globales. Tecnologías como el Big data, internet de las cosas y reconocimiento facial están ayudando a desarrollar patrones, simulaciones y aplicaciones que están siendo utilizadas en la atención de esta contingencia.

Después de la pandemia de influenza H1N1 en el año 2009, México realizó diversos esfuerzos para promover el uso de tecnologías apropiadas y la integración de redes de servicio de atención a la salud, con el objetivo de favorecer la accesibilidad, calidad de la atención y la optimización de los recursos sanitarios a nivel estatal y regional.

De las experiencias aprendidas en el pasado, se fortalecieron instituciones que pueden ayudarnos en este tipo de crisis, en 2010 por ejemplo, se reformó el reglamento interior de la Secretaría de Salud para que el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC) tuviera entre otras competencias, las siguientes:

I. Difundir de forma sistemática y objetiva información sobre dispositivos médicos, telesalud, guías de práctica clínica y evaluación de tecnologías para la salud, con el fin de promover su uso apropiado, seguro y eficiente como instrumento para la toma de decisiones en beneficio de la población y la excelencia en la práctica clínica;

II. Establecer convenios y coordinar actividades con centros colaboradores de tecnologías para la salud donde participen instituciones del sector salud de la comunidad científica, académica y empresarial que tengan por objeto impulsar la modernización, innovación, excelencia y desarrollo de tecnologías para la salud apropiadas a las necesidades del país;

III. Establecer coordinación permanente con los organismos nacionales e internacionales dedicados a los dispositivos médicos, guías de práctica clínica, telesalud y evaluación de tecnologías en salud para el intercambio de información y participación continua;

El CENETEC es solo un ejemplo de que México cuenta con instituciones que pueden ayudar en emergencias como la del COVID-19, y que tenemos la capacidad de poner la tecnología a nuestro favor, hagamos todo lo posible por comunicarnos mejor y no desdeñemos lo aprendido en el pasado. 

Hoy como nunca debemos apoyar los planes, políticas y herramientas que faciliten las consultas médicas a distancia, la capacitación sanitaria en línea o la implementación de sitios de internet que utilicen datos abiertos para construir indicadores y bancos de información precisa, confiable y oportuna.

Desde el Senado de la República, refrendo mi compromiso para respaldar las iniciativas que promuevan un México que fortalezca sus capacidades institucionales, científicas y tecnológicas que hagan frente a eventualidades como la que hoy vivimos.